Contra el tiempo. Filosofía práctica del instante.

“Viento, amárranos. Tiempo, detente muchos años”
Saúl Hernández. Viento.

Cuando era pequeño, me angustiaba la idea de vivir en el paraíso. Imaginaba que en algún momento, el creador llegaría diciendo: “se acabó, todo esto será destruido”. En mi adolescencia, luego de leer los libros de Hawking y sus teorías de la singularidad y los agujeros negros, algo de ese temor se agotó (aunque no del todo). Quizás el paraíso no sería más que ingresar a un agujero negro y transportarnos a otro universo. Este pensamiento volvió a mí hace unos días:

https://twitter.com/jrisco/status/868104156216741888

Luego de ver este Twitter de Javier Risco, el tema volvió a mi mente.

El tema me interesa por obvias razones, la principal, toca el tema toral del Mindfulness, el aquí y ahora, aunque no lo llama por ese nombre. No importa, la intencionalidad y los resultados al final, deberían ser los mismos.

Un breve extracto de este libro, que trata de luchar contra la velocidad y sobre, todo, la aceleración, uno de los males de nuestra época actual.

“Para escabullirse de la velocidad hay que aventurarse a enfrentar el tiempo mismo: detener su curso. Esto sólo puede lograrse mediante el instante: una experiencia que consiste en la suspensión del flujo temporal. El instante es un no-tiempo, un parpadeo durante el cual sentimos que los minutos y las horas no transcurren. Un tiempo fuera del tiempo”.

Mindfulness trata con el aquí y ahora, que la mente ignore la ilusión que los budistas llamaron Samsara. Ahí donde no hay futuro ni pasado, sólo un presente perpetuo. Quien lo consigue, en principio se libera del dolor y del sufrimiento, algo que tal vez sería deseable, aunque no en todo momento mientras vivamos en el mundo. ¿De qué manera este ensayista afronta este viejo y renovado problema?

Si alguien quiere leer un poco más y (al igual que yo) quedar con ganas de más, aquí la ficha del libro.

Mindfulness en la filosofía moderna

Filosofía práctica del instante

Luciano Concheiro. Contra el tiempo. Anagrama, 2016.