La app más importante del mundo

Leuchtturm1917 de Sergio Olvera

 

Los seres humanos tenemos poco tiempo de usar la computadora, el teléfono celular. Herramientas fantásticas en buenas manos. Sin embargo, nuestro cerebro ha trabajado durante milenios sin usar esos dispositivos. Hoy, entendemos que los procesos cerebrales usando dispositivos no son tan complejos como aquellos que ponen en marcha las manos, el cuerpo.

Angela Ceberano, australiana, aunque trabaja con herramientas de alto nivel, impulsora de varias start-ups, que vive entre Australia y San Francisco, usa la mejor app que conoce para planear su semana siguiente: lápiz y papel.

“A veces, lo único que requiero para echar a andar el cerebro no es más que lápiz y papel. Sí, hay infinidad de aplicaciones allá afuera, pero a pesar de todas sus bondades, no me ofrecen el panorama completo. Cuando lo hago, veo el panorama completo. Es cuando mi cerebro se activa, y se expande mi creatividad”

Lo que hace no es una anomalía. Basta visitar Pinterest, Instagram para ver la inmensa cantidad de personas que vuelven al lettering para organizar su vida: no sólo son letreros artísticos, también listas de pendientes (to-do lists), recetas de cocina, rutinas de ejercicios. A pesar de los cientos, miles de aplicaciones, la gente vuelve a lo básico.

Aunque la tecnología ciertamente tiene importantes aplicaciones, la sobrecarga de información es algo que no debemos olvidar. Hay infinidad de estudios que demuestran que la multitarea no es buena para el cerebro, y que por el contrario, un lápiz y papel son mucho más poderosos que un teclado de computadora. Uno de los estudios más famosos, el conducido por la Universidad de California en Los Ángeles, demostró que las personas que tomaban notas usando pluma y cuaderno poseían mejor comprensión y hacían preguntas más complejas que aquellos que sólo usaban una computadora.

Y no hablamos sólo de personas que usaron estos dispositivos en su niñez, o adolescencia. Muchos vlogger exitosos, o expertos en redes sociales no se despegan de sus notas a mano, lo que ha hecho crecer la venta de las Moleskine o Leuchtturm1917, dispositivos que seguirán adelante si hay un corte de luz, si no hay conexión a internet. Tampoco experimentarán un congelamiento de sus dispositivos. Tampoco, serán molestados por las constantes alertas de los dispositivos móviles.

Hoy se entiende de una mejor manera, que mancharse las manos, literalmente, es un disparador de la creatividad. Una sensación que difícilmente se consigue con un iPhone o un Samsung Galaxy. “Las percepciones táctiles activan las partes del cerebro relacionadas con la creatividad” dice Arvind Malhotra, profesor de la Universidad de NOrth Carolina.

“Las aplicaciones son excelentes, sin embargo, es la mente de alguien más, su creatividad y no la mía” – concluye Ceberano. “Cuando uso lápiz y papel, es mi mente la que ha dejado su huella. Y eso, me gusta”

Para leer más, consultar why paper is the real killer app

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *