Donald Trump, el terrible

Mindfulness Queretaro TRUMP

 

2017, año del mindfulness.

Donald Trump es ya el presidente de los Estados Unidos. La preocupación en México y el mundo aumenta. El Presidente ha enviado ya una serie de decretos, que anulan algunas libertades conseguidas con el paso de los años. El español ha desaparecido del sitio web de la Casa Blanca. También, toda referencia al cambio climático. México está preocupado. ¿Cómo es que llegó alguien como Trump y viene a destruir nuestro estilo de vida?

Desde 1994, con la entrada del TLC, México ha sufrido una transformación inmensa. Hay plazas comerciales donde el español ha desaparecido: tenemos SAMS Club, Costco, Walmart, Office Depot, Home Depot, Subway, Starbucks, Donkin Donuts, Pizza Hut, Kentucky Fried Chicken. Los mercados populares sufren su presencia; las misceláneas y papelerías sólo sobreviven en los barrios tradicionales. Los tianguis son prohibidos por la autoridad ya que afean la ciudad. Porque afectan la movilidad de los autos.

En México hay café veracruzano y chiapaneco, una delicia. Sin embargo,no hay donde conseguirlo directamente de los proveedores: pero sí tenemos Starbucks, donde un cuarto de kilo de café orgánico, cuesta más de 100 pesos (5 dólares). Donde un vaso de café americano, cuesta más de 55 pesos (3 dólares). Donde un envase con su logotipo vale más de 300 pesos (15 dólares), envase que no cuesta más que 50 pesos en barro producido por artesanos nacionales.

Desapareció la fábrica mexicana de motocicletas Carabela (hoy muy cotizadas), y tenemos Italika (chinas), Harley Davidson (americanas), Toyota, Honda, Yamaha (orientales).

La empresa VAM (Vehículos Automotores de México) dejó su lugar en 1989 y su lugar lo ocuparon Renault, Chrysler, Ford Motor Company, General Motors, Honda, Toyota, Mitsubishi.

Existen en México Subway, Mc. Donalds, Pizza Hut, Dominos Pizza: establecimientos de comida rápida, con cientos de calorías donde se compra la cajita feliz o una sensación de sentirnos en USA, que han desplazado la saludable dieta mexicana: frijoles, tortillas, chile, epazote, cilantro, jitomate,

La sopa Maruchan, por barata y rápida de preparar, desplazó a las latas de sardina de la dieta de los albañiles, los trabajadores de la construcción.

Entonces, ¿todo es culpa de Donald Trump?

Mindfulness nos ayuda a aprender a ver. A entender las causas de lo que nos sucede actualmente. Vivimos en un mundo donde acorde a la segunda ley de la termodinámica, las causas preceden a los efectos.

Trump odia a los mexicanos, nos comentan. ¿Los mexicanos aman a los mexicanos? ¿Hay algún galán de telenovela que tenga rasgos autóctonos? ¿En quién confiamos, en un norteño (alto, de ojos claros y piel blanca) o un oaxaqueño (pequeño, cabello quebrado, moreno)? “No tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre” es una frase común en nuestras calles. Naco, prieto, indio, topil, nahual. Son palabras de uso cotidiano que no son precisamente nacionalistas. Si las tendencias de movilidad apuntan a las bicicletas, la gente se ofende: ¡cómo vamos a ser un pueblo bicicletero!

Trump borró toda referencia al cambio climático en el sito web de la Casa Blanca. Terrible. Lo mismo que hacemos nosotros: usamos el auto para no cargar las cervezas y botanas del OXXO, a unas cuantas calles. También lo usamos para ir al super a comprar comida enlatada, bebidas en envases de aluminio o plástico. Si vamos conduciendo y volteamos atrás y miramos el interior, ¿cuántos asientos vacíos traemos? Usamos una camioneta SUV de 1300 kgs. de peso, para transportar a una mujer que apenas pesa 50 kgs. Camioneta que arroja 6 kg. de CO2 por cada 15 kms recorridos.

En México tenemos una tradición de contenedores amigables con el ambiente: un taco es un contenedor comestible. Una hoja de maíz o plátano, biodegradable, envuelve un delicioso platillo de maíz, el tamal. Una torta lo mismo: el bolillo es el contenedor y parte del plato en sí mismo. En los estados de Oaxaca, en Chiapas, se usan jícaras donde se sirve el delicioso chocolate, o el refrescante tascalate. Sin embargo, en casas y oficinas creemos más higiénico usar un vaso, una charola de unicel (poliexpand), material que tardará mil años en degradarse.

Las viejas tradiciones esotéricas, los cantos griegos, hablan en relatos del Guardián del Umbral. (Teseo y el Minotauro, El Baphometo de los Templarios, los Djiin de los cuentos de Las mil y una noche, Goliat el filisteo, Tai Lung de Kung Fu Panda) Un monstruo fabuloso, un guerrero aparentemente invencible que nos impide llegar al lugar de La Luz. La realidad es que dicho guardián es nuestro otro yo, la sombra de nosotros mismos. La parte oscura donde habitan nuestros deseos inconfesables y que viven reprimidos. El Guardian del Umbral es derrotado cuando aceptamos nuestra parte oscura, y al aceptarla como parte de nosotros mismos, la iluminamos. La iluminación vendrá de nuestra esencia, de nuestro real Ser. Deepak Chopra tiene un texto más extenso con este mismo tema (Donald Trump y su verdadero secreto).

Miedo, duda, ansiedad son elementos que dan vida a esa sombra y que hoy, salen a la luz con la llegada de Donald Trump. ¿Cuáles son las causas reales de todo ello? Con mindfulness, podemos penetrar en nuestro interior y desde ahí, conseguir la fuerza y las herramientas para vencer este obstáculo. Una cosa más: el guardian del Umbral no es más que un obstáculo, que tarde o temprano, y cuando reunamos la energía necesaria será derrotado. Invariablemente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *