Lectura para una amiga cercana

Me llegó esta lectura, donde la consultante preguntó si una persona con poder cerca de ella, está ejerciendo influencias oscuras en su contra. ¿Mal de ojo, quizás? Siendo una MUJER, amiga cercana, decidí hacer una lectura de su situación.

 

photo0423

–      Diez arcanos menores. La situación no depende de elementos externos, de esos que no controlamos. Por el contrario, todo está en sus manos. O por lo menos, tiene elementos para salir avante. 5 triunfos, con tres Reinas y dos caballos: mujeres, paciencia, estabilidad aunque también vitalidad, ganas de escapar, de salir huyendo de esa situación.

–      Varas: 4. Mucha energía, pasión, vitalidad. DOMINA LA TIRADA.

–      Copas: 3. Emociones, inestabilidad, falta de un asidero.

–      Espadas: 2. Elementos de inteligencia, pensamiento, raciocinio.

–      Oros/Pentáculos: 1. Trabajo, físico.

 

En el principio la relación entre la persona y su compañera, fue alegría, felicidad. Ahora, hay cerrazón, indiferencia aunque la consultante haya tenido intención de cambiarlo; la otra persona se niega a abrirse, a aceptarlo. Permanece completamente cerrada en sí misma; la tristeza y decepción son parte de ella. Hay algo (tres factores) que se alejna de ella. Ha dejado de asirlas, ya no le pertenecen y tampoco es capaz de abrir las manos a una nueva situación.

¿Cuál es el orígen? Una mujer con poder está llena de emociones; se concentra en algo (¿un dispositivo eléctrico, un robot?); quizás tema perder eso que por el momento la mantiene; tal parece que es su único asidero. El mar se abre ante sí, pero sólo se concentra en una situación concreta y muy menor.

Mucho trabajo en el pasado en el pasado reciente de la consultante. Excesivo. Abruma tanta responsabilidad. En un futuro inmediato – aunque quizás no de largo alcance – se advierte que puede haber un equilibrio de energía. Hay un asidero importante que aparece; una solidez que da por el momento cierta esperanza de que no se va a derrumbar el piso en el corto plazo. Hay un edificio muy sólido que la sostiene.

La consultante tiene grandes ideas; más que dominada por las emociones o por el trabajo, en ésta situación concreta hay más de inteligencia y pensamiento. Sin embargo, hay algún bloqueo que le impide ejercer esas ideas. A esa situación concreta se ha llegado, debido a que el dinero, el trabajo no fluye como debiera. Hay algún bloqueo, alguna visión equivocada que lo impide. Se sabe una mujer inteligente, y capaz de generar dinero. Pero algo lo impide. ¿Miedo, falta de incentivos o ganas de salir de la zona de confort, que aunque compleja y desgastante ya es costumbre?

¿A qué teme y al mismo tiempo desea la consultante? A salir corriendo victoriosa. A tener la inteligencia y el valor para emprender una partida acelerada, a empuñar el poder que se le ha conferido y ejercerlo. El miedo existe: es algo desconocido. No se ha manejado un caballo a esa velocidad, no se ha sentido lo que es controlar los deseos propios que han estado adormilados por tanto tiempo. Temor aunque esperanza de ir a luchar. ¿No se confía en el arma empuñada? ¿Temor a hacer daño o a defenderse? Cuidado con lo que buscas, puede ser que lo consigas. 

CD